Algo que hace tan interesante a México como ámbito para gozar de las vacaciones se relaciona con su combinación de culturas. Es algo que se ha hecho patente en el territorio nacional, incluso desde tiempos precolombinos, debido a la gran variedad de civilizaciones indígenas que florecieron hace varios siglos en la geografía mexicana. Esa variedad de tradiciones y costumbres tiene su equivalente en las características naturales del entorno mexicano. Selvas, playas, manglares, montañas, pantanos y desiertos son parte del mosaico geográfico que hacen tan irresistible a México para fines de veraneo. En esta nota comentaremos cuáles son los mejores lugares en nuestro país para tener el mejor veraneo.

Una primera recomendación la tenemos en el Caribe Mexicano. En esa parte del territorio nacional, en centros de veraneo tan atrayentes como Playa del Carmen, Cozumel, Tulum y Cancún se hallarán maravillosas zonas costeras, una rica gastronomía, hermosos paisajes y una vida nocturna de fascinante intensidad. Para fines de alojamiento por estos rumbos del país, les sugerimos quedarse en el famoso  Hotel Oasis Cancun.

Excelente corredor turístico del estado de Quintana Roo, la Riviera Maya es uno de los destinos vacacionales más deseados a nivel continental. Se extiende entre las comunidades de Puerto Morelos y Punta Allen, en las paradisiacas costas quintanarroenses. En este ambiente se hallarán sitios tan interesantes como la zona prehispánica de Tulum, los formidables cenotes de Akumal y el Parque Nacional Arrecife de Puerto Morelos, muy recomendable para la práctica del submarinismo.

Una magnífica alternativa de hospedaje que se tiene disponible en este entorno la hallaremos en el magnífico hotel Riu Cancun.

En el Pacífico Mexicano también es factible hallar lugares vacacionales de primer nivel. Una muestra de ello la tenemos en Ixtapa, joya turística del estado de Guerrero. Tiene una estructura de opciones hoteleras muy completa, zonas costeras muy atractivas, las condiciones idóneas para practicar apasionantes disciplinas náuticas y muchas otras posibilidades lúdicas. Definitivamente es un lugar para no perderse.

Cabe mencionar que Ixtapa, junto con su destino complementario, Zihuatanejo, integra junto con Taxco y Guerrero el llamado Triángulo del Sol, uno de los focos turísticos más relevantes del territorio guerrerense.