A unos 35 minutos de la ciudad de Guanajuato, se encuentra uno de los miradores más emblemáticos del país, sitio de peregrinación nacional y de interés histórico, se trata del cerro del Cubilete, en el municipio de Silao.

La característica principal del Cerro del Cubilete es la monumental escultura de cristo que se encuentra en su cima, construido desde 1923, destruido y vuelto a construir en los años cuarenta.

En la denomindad Guerra Cristera (1926-1929), Guanajuato fue uno de los estados más combativos ante las medidas anticlericales del gobierno, por tal motivo, en 1926, el presidente Plutarco Elías Calles bombardeó y dinamitó el monumento.

La cumbre del Cerro de Cubilete alcanza los 2579 metros sobre el nivel del mar, desde ahí destaca la gran estructura religiosa que mide 20 metros y pesa 80 toneladas. Según se presume, esta es la estatua más grande del mundo hecha en bronce. Fue realizada por el escultor mexicano Fidias Elizondo.

El Cubiliete es uno de los sitios más frecuentados no sólo por los peregrinos del bajío mexicano, sino por miles de turistas que desean acceder a la privilegiada vista del lugar. Bajo los pies de la gigantesca estatua de Cristo Rey se encuentra la moderna basílica en forma de globo terráqueo. La edificación tiene capacidad para alojar cientos de peregrinos. El día de mayor peregrinación es el 21 de noviembre.

En marzo del 2012, el papa Benedicto XVI ofreció una misa en el cerro del cubilete, siendo la primera vez que el máximo jerarca de la Iglesia Católica visita el lugar, motivo que dio mayor renombre a este centro de peregrinaje.